Alumnos de III medio inician Experiencia Empresa en Valparaíso

Estudiantes de educación técnico profesional del emblemático colegio Matilde Brandau de Ross, comenzaron su pre-práctica profesional en sucursales de Valparaíso y Viña del Mar, iniciando su primer acercamiento al mundo laboral.


Desde el 07 y hasta el 18 de octubre un grupo de 18 alumnos que estudian la especialidad de Administración en el emblemático colegio Matilde Brandau de Ross, iniciaron su pre-práctica profesional en Itaú, iniciando una nueva versión de Experiencia Empresa, un programa educativo de inducción al mundo del trabajo, cuyo objetivo es anticipar a jóvenes de tercero medio a la realidad y desafíos del trabajo formal.

La ceremonia de inicio contó con la participación de la directora del establecimiento, Verónica Ramírez; Ana Lepe, gerente de Administración y Proyectos de Fundación Itaú, agentes de distintas sucursales de la región, y por supuesto los alumnos y tutores de Itaú quienes a través de una entretenida dinámica se conocieron y compartieron antes de partir a sus lugares de trabajo para comenzar su jornada laboral.

Como una forma de invitar a los alumnos a sentirse parte de Itaú, Johana Quiroz, ejecutiva de cuentas de la sucursal Libertad de Viña del Mar, que por tercer año consecutivo participa como tutora de Experiencia Empresa, compartió sus motivaciones para recibir a estudiante y guiar su aprendizaje: “todos tuvimos un primer día en el trabajo y para nosotros es muy importante abrirles las puertas de Itaú para que conozcan se familiaricen con el trabajo y estén mejor preparados para enfrentar su futuro”.

Así lo reafirmó Ana Lepe, gerente de Administración y Proyectos de Fundación Itaú, al señalar que “esta es una gran oportunidad para que los alumnos que están ad portas de salir de IV medio, se desempeñen en distintas áreas del banco apoyados por un colaborador de Itaú, que los guían en su aprendizaje que es transversal, porque va más allá de lo académico. Queremos que los jóvenes desarrollen sus habilidades sociales, potenciando sus destrezas y explorando sus debilidades para mejorarlas”.

También se vivió un momento emotivo, cuando Kaira Vásquez, alumna de IV medio que el año pasado participó en Experiencia Empresa, les contó a sus compañeros lo que significó para ella hacer su pre-práctica profesional en Itaú: “sentí a los trabajadores del banco como mis colegas. Ellos me acogieron con mucho cariño y me enseñaron muchas cosas. Yo les digo que aprovechen este tiempo y lo disfruten mucho”.

La directora del establecimiento, Verónica Ramírez, invitó a los alumnos a aprovechar al máximo esta oportunidad: “crean en ustedes mismos, valoren sus conocimientos y den los mejor de sí mismos, con una actitud positiva”. Además, agradeció a Fundación Itaú por la iniciativa, que se realiza por quinto año en este liceo, y a los tutores por acoger a los estudiantes y dedicar parte de su tiempo en el enriquecimiento de sus experiencias de vida. “Es un desafío no sólo para reforzar elementos técnicos, sino que también para conocer cómo se dan las relaciones humanas en el trabajo”, agregó.