Bienestar emocional y orientación vocacional

charla cartas conversemos

En el marco del programa Experiencia Empresa, Fundación Itaú realizó una jornada de diálogo con un grupo de docentes de los colegios que participan en el programa instancia en la que se abordó la importancia de la orientación en el proceso de búsqueda vocacional de los estudiantes.


El bienestar emocional y el impacto que la pandemia ha tenido en estudiantes y docentes fue el punto de partida de la conversación que profesores y orientadores de los colegios Enrique Alvear, Padre Pedro Arrupe, Mariano Latorre y Matilde Brandau de Ross, sostuvieron con la socióloga Constanza Arellano, directora de Asides y el equipo de Fundación Itaú. En la oportunidad, la docente universitaria, presentó una serie de estudios realizados por el INJUV, Universidad de Chile y Educación 2020, en los que se devela cómo la pandemia ha tenido mayores efectos en la salud mental de grupos pertenecientes a estratos sociales de menores ingresos, jóvenes y mujeres. En los jóvenes la sensación de cansancio, preocupación y aburrimiento, supera el 60%.

En ese sentido, Claudia Matamala, docente del colegio Padre Pedro Arrupe, comentó que el principal desafío ha sido “mantener el vínculo entre la escuela y la familia; llegar a los alumnos sin conexión, seguir generando aprendizajes y ser capaces de innovar”. Su colega del colegio Enrique Alvear, Galo Miranda, comentó que “ha sido mucho el trabajo en la contención de los alumnos y también de la familia, porque la pandemia ha develado realidades muy complejas”.

Por su parte, Adelaida Aravena, compartió que la experiencia del colegio Mariano Latorre: “ha sido muy compleja, porque la conexión ha sido un gran problema. Además, muchos alumnos han debido trabajar y nos preocupa el retraso con que retornarán a clases”.

Vocación y proyecto de vida

Luego se dio paso a la presentación del Programa de Orientación Vocacional Conversemos, que busca acompañar a los jóvenes en su proceso de descubrimiento, búsqueda y decisión vocacional, mediante dinámicas participativas e instancias de diálogo que les permitan auto conocerse y reconocer sus habilidades y potencialidades. Asimismo, incorpora información relevante para facilitar el paso hacia la educación superior.

“Queremos acompañar a los estudiantes en el proceso de diseño de su proyecto de vida futuro y por eso incluimos este espacio con los docentes. Entendemos la importancia de la orientación en la elección vocacional porque la transición de la educación secundaria a la educación superior y el mundo del trabajo es decisiva, porque repercute de manera determinante en sus vidas”, destaco Ana Lepe, gerente de Administración y Proyectos de Fundación Itaú.

El programa vocacional está estructurado en ocho sesiones de 90 minutos de duración cada una, con 16 actividades y posibilidad de aplicación a distancia. En las reuniones se trabajan temas como Nuestras personalidades, Árbol Genealógico de ocupaciones de la familia, Nuestras características y valores, Intereses, Visualizándonos, Juego de profesiones, Plan Vocacional.

Además, contiene el material didáctico-terapéutico Cartas Conversemos orientado a generar espacios de diálogo significativo, en que se discutan y descubran temas de importancia para cada participante de manera lúdica, a través de 120 preguntas enfocadas en cuatro áreas: contexto, personalidad, habilidades y valores. Las cartas son adaptables a diversas dinámicas participativas, apuntando a generar una mejor conexión en los grupos y a abordar temas sensibles de manera indirecta. Las cartas tienen diversos usos posibles como terapias grupales para jóvenes y adultos, dinámicas de orientación vocacional, autocuidado, recursos humanos e investigación participativa.

Las preguntas permiten ahondar en experiencias que ayuden a las personas a reafirmar su confianza para enfrentar problemas actuales; abrir sentimientos y exponer recuerdos ante el grupo, generando más entendimiento y empatía; destacar experiencias simples que disfruten y cosas que aprecien, para ayudar a fortalecer la autoestima; presentar deseos a corto, mediano y largo plazo, relacionados con el entorno y con su persona e incentivar la imaginación.