Contención emocional en tiempos de pandemia ¿cómo apoyar a nuestros niños, niñas y jóvenes?

La emergencia sanitaria a raíz del Covid-19 ha generado cambios en la vida de las personas, sobre todo en los niños, niñas y adolescentes. Ellos se han visto en la necesidad de adaptar sus estudios, encuentros con amigos y otras facetas de su vida a la modalidad online, provocando muchas veces situaciones de estrés muy difíciles de manejar a su corta edad.


El psicólogo infanto-juvenil Jorge Escudero, señala que cuando existen situaciones en las que los niños, niñas y jóvenes ven alterados sus escenarios habituales, estas pueden generar que ellos presenten reacciones tales como la irritabilidad. El experto indica que “la irritabilidad es la manera que tienen muchos niños de expresar que están incómodos”, asimismo agrega que también es su forma de expresar que no dan abasto con toda la información que están recibiendo de su entorno y que solo genera dudas e incertidumbre en ellos.

Isabel Puga

La vicepresidenta del Colegio de Psicólogos de Chile, Isabel Puga, quién además es psicóloga infanto-juvenil, comenta que una de las alertas que se debe tener en consideración ante la necesidad de contención de los niños, son los cambios de comportamiento. “Es recomendable, con los más pequeños, preguntarles y conversar que opinan y estar atentos a como responden”.

En el caso de los adolescentes la actitud que ellos suelen adoptar es más reservada y aislada. “Cuando son mayores ya se expresan con las emociones, los adolescentes se empiezan a encerrar, se ponen más melancólicos” comenta la especialista, quien alude a que este tipo de comportamientos se da en los jóvenes producto de que dejan de ver a sus amigos, añadiendo que “también hay algunos momentos de rabia y problemas de comunicación”.

Existen diferentes herramientas que pueden ayudar y orientar a los padres respecto a la contención que deben entregar a los menores. Los expertos coinciden que uno de los elementos que más puede servir para con los más pequeños son los cuentos e historias. Puga comenta que “la explicación debe ser de acuerdo con su edad, en internet hay un montón de cuentos e historias para los más pequeños”. Por su parte, Escudero destaca el uso de material lúdico para informar a los niños, ya que “podrían fantasear libremente sobre por qué no están llevando una vida normal, por eso es importante entregarles información”. Agrega también que esto ayudará a que los niños entiendan que el estar en casa es una estrategia para cuidarse y no un castigo, lo que puede disminuir la sensación de estrés constante que actualmente están viviendo.

“Con los adolescentes es recomendable tener una conversación honesta y casual” dice Jorge Escudero, quien destaca la importancia de empatizar con ellos “es molesto no poder salir a ver a los amigos o a la pareja, cuando esas situaciones no se dan es normal andar con desgano y aburridos”. Isabel Puga indica que es importante estar alerta a cierto tipo de aislamiento en los jóvenes “si no se están comunicando con su círculo social de ninguna manera, o si tienen más hermanos y ven que no están interactuando, ahí es bueno solicitar la ayuda de un experto”, comenta la psicóloga, ya que ese tipo de actitudes tan extremas podrían ser señal de un problema mayor.

Los especialistas destacan la importancia de los momentos de ocio dentro de las rutinas que han adoptado las familias en esta pandemia, “debe haber espacios para actividades recreativas, un espacio familiar que sea más allá de la hora de alimentación”, destaca Puga. La psicóloga también añade que los momentos en que la familia se sienta a comer son las mejores instancias para poder conversar y enterarse de cómo está cada uno.

Jorge Escudero

Otro factor importante para considerar dentro de las rutinas en casa es que estas deben ser mucho más flexibles. Escudero relata que “es bueno que se tengan rutinas que van ordenando el día, pero sabemos que estamos en un contexto especial, que es único en la historia”, el psicólogo destaca que esta rutina no debe ser igual a la que se tenía antes de la pandemia: “ésta debe estar sujeta a modificaciones que dependerán del día a día, para que así no se transforme en otro factor de estrés”.

La recomendación de los expertos es abrir el diálogo con los niños, niñas y adolescentes. Isabel Puga indica que “no podemos simular que no está pasando nada, la negación no funciona, porque claramente no pueden salir, no están yendo al colegio, y hay muchos indicadores que dicen que algo está pasando”, por lo que la invitación es a conversar y tratar de empatizar con ellos, buscando las mejores herramientas, y así mostrar que el hogar es un lugar donde pueden sentir confianza y tranquilidad de expresarse con libertad.