Convivencia escolar y digital, nueva charla de Experiencia Empresa

Uno de los grandes temas que convoca las discusiones y reflexiones a nivel mundial y local, fue el que se abordó en una nueva sesión del ciclo de charlas de Experiencia Empresa.


El fenómeno de los influencers, los streamers, el ciberacoso, grooming y sexting; la huella digital, y los avances de la Ley Pack, fueron algunos de los temas tratados en el seminario web Convivencia escolar y digital, que contó con la participación de Felipe Zanoni, historiador, cientista político y director ejecutivo en ¡BRAVE UP!, organización que trabaja, mide y detecta casos de violencia escolar.

En el encuentro online, al que asistieron cerca de 100 estudiantes de los colegios que participan del programa Experiencia Empresa de Fundación Itaú, se mostraron las distintas formas de violencia en las plataformas digitales y cómo éstas, aunque sean activas o pasivas, impactan negativamente a las víctimas.

Durante su exposición, Zanoni, que formó parte de la comisión de educación de la Cámara de Diputados en la discusión de la Ley contra el ciberacoso, y hoy está liderando un proyecto que involucra a las comunidades escolares en mejorar sus índices de sana convivencia, destacó que “actualmente subimos algo a Internet y perdemos el control de ese contenido”.

Agregó también que “todo lo que hacemos en Internet y en la Redes Sociales, tiene consecuencias en la vida real. Por eso es importante no tenerle miedo a ser valiente y denunciar el ciberacoso y la violencia en todas sus expresiones y espacios. Ser testigos pasivos o activos es ser cómplices y eso puede tener incluso consecuencias penales. Debemos ser ciudadanos digitales empáticos y responsables”.

Por su parte, Ana Lepe, gerente de Fundación Itaú, comentó que “la violencia en las plataformas digitales es un fenómeno que se da cada vez con más frecuencia. Los nuevos desafíos que nos trae la era digital son foco de preocupación y por eso es importante reflexionar en torno a cómo convivir con todos esos estímulos que pueden ser muy negativos, pero también muy positivos si nos relacionamos sanamente e informados en las redes sociales y también en las comunidades escolares”.