Alumnos y tutores de Valparaíso se preparan para Experiencia Empresa

Una doble jornada de capacitación se vivió en la ciudad puerto, oportunidad en la que los estudiantes y los colaboradores de Itaú que participarán en Experiencia Empresa, conocieron más detalles de la dinámica de este exitoso programa de inducción al trabajo.

Por la mañana los alumnos de III medio de la especialidad de Administración del colegio Matilde Brandau de Ross, se reunieron con el equipo de Fundación Itaú para informarse de todos los aspectos más cotidianos que les facilitarán su integración a los equipos del banco que los recibirán el día de octubre. Además, pidieron escuchar de primera fuente lo que significa la experiencia de estar en Itaú, aprendiendo del trabajo que diariamente realizan los ejecutivos.

El testimonio de Nicolás Silva, que en 2018 hizo su pre-práctica en Itaú. “Conocí personas que fue emocionalmente súper difícil despedirme y me dan ganas de volver. Varios de los compañeros de mi tutora me fueron guiando en mis labores. Estuve en recepción recibiendo clientes que me hacían preguntas que no pude responder de inmediato, pero fui preguntando y luego era capaz de resolverlas. Conocí la bóveda, revisé firmas para evitar fraudes y trabajé muchas planillas en Excel”, contó.

Agregó que “me sirvió para darme cuenta que el mundo laboral es amplio y que esta es la carrera que me gusta estudiar. Al principio es algo abrumador porque todo se siente muy de golpe, pero cuando uno se va soltando se va sintiendo más cómodo y todo se vuelve más grato y fácil. Les va a gustar, disfruten y aprovechen muchísimo”, aconsejó a sus compañeros.

Por su parte, Roberto Bialotocky, profesor coordinación de la especialidad de Administración del colegio Matilde Brandau de Ross, los alentó a aprovechar esta oportunidad. “El solo hecho de que estar allí, observar y preguntar ya es un aprendizaje importante para ustedes. Acercarse al mundo laboral a esta edad es una experiencia que no todos los alumnos tienen y es muy distinto decirles como es una empresa a que ustedes lo vivan personalmente. Saquen el máximo provecho y más que temor, tengan ansias, siéntanse cómodos y gratos porque les garantizo que serán bien recibidos. Harta fuerza, empeño y ganas”, concluyó.

El turno de los tutores de Itaú

En la tarde fueron los colaboradores del banco, que en su rol de tutores guiarán el aprendizaje de un joven, los que se reunieron en la sucursal Personal Bank de Viña del Mar. En la instancia, no solo se enteraron de aspectos operativos, sino que también recibieron información emanada del trabajo conjunto realizado entre el equipo de Fundación Itaú y los docentes de los cuatro colegios participantes, con el objetivo de sugerir tareas concretas que los alumnos pueden realizar en las distintas sucursales.

También los nuevos tutores escucharon las palabras de Johanna Quiroz, ejecutiva de cuentas que en 2018 recibió a dos alumnos. “Como mamá veo lo importante que es apoyarlos. Es tan o igual de importante que las metas que nos pone el banco. Con este granito de arena yo puedo ayudar a una persona para que vea que por sus capacidades puede ser independiente en el futuro, sin importar de donde venga o la historia que tenga. Si yo puedo aportar en la vida de alguien es sumamente importante para mí y espero transmitirlo a nuestros compañeros y jefaturas para que cada vez seamos más”.